Comida para gatos: los 7 fallos que no tienes que cometer

Este es especialmente la situacion tratándose de alimentos. Revela de qué manera dar de comer bien a tu gato mientras que lo cuidas.

Los fallos que no se tienen que cometer en el momento en que nutrimos a nuestros compañeros a 4 patas, bajo pena de ponier en riesgo la salud de su gato . Dar de comer bien a tu gato se puede estudiar !

1. Nutre a su gato como un humano

Los gatos son carnívoros y no omnívoros ! Prepararlos para una dieta próxima a la nuestra o proporcionarles las tablas excedentes lleva a deficiencias y excesos, primeramente con un prominente peligro de obesidad.

2. Cambia tus comidas

La uniformidad no es siempre homónimo de monotonía. Nuestros animales están satisfechos con exactamente el mismo alimento siempre y cuando sea terminado y equilibrado. Su flora microbiana intestinal, que participa en la digestión, tiene adversidades para amoldarse al cambio alimenticio. Una transición de 2 semanas es fundamental en el caso de cambio.

3. Dale solo carne a su gato

Ofrecer solo carne con el motivo de que es carnívoro es herejía ! La carne, que representa los músculos de una estructura, por sí misma no puede agradar sus pretensiones alimenticias. Debe complementarse con vegetales verdes, cereales, aceite, minerales y vitaminas.

4. No hay comida para perros para gatos

La comida para gatos no es correcta para perros y al reves. Domesticado 6000 años antes del gato, el perro vio que su dieta evolucionaba de manera significativa en contacto con los humanos. El gato no se movió. Ignorar las diferencias tiene secuelas de largo alcance.

5. Abuso de gominolas

Al meditar en llevarlo a cabo feliz, comprometes la estabilidad alimenticio de tu compañero y favoreces su sobrepeso. 30 gramos de queso ingerido por un gato representan 5 barras de chocolate ! Su animal siempre y en todo momento va a preferir abrazos, juegos y atención a los dulces y gorditos tragados de manera rápida.

6. La leche de vaca es mala para la salud de los gatos [19,459,004]

La leche de vaca es amenazante para la salud de su animal, con independencia de su edad. No puede sustituir la leche de gato pues está bastante diluida, pobre en proteínas y lípidos, causa retardo en el desarrollo en los jóvenes. Riquísimo en lactosa (azúcar de leche), causa trastornos digestibles en mayores.

7. Ceder a sus antojos

Tu gato solo desea comer hígado o atún y desprecia sus croquetas ? Tenga precaución, pues estos alimentos son ricos en vitamina A que, en demasía en el cuerpo, inhabilita lastimosamente las articulaciones !